Importancia del contacto visual en la comunicación no verbal

30 diciembre 2022

¿Alguna vez has tenido una conversación con alguien y notado que no parece prestar atención a lo que dices? ¡Esa persona puede estar distraída, aburrida o simplemente no estar interesada en lo que tienes que decir! Pero ¿sabías que una de las principales razones por las que alguien puede parecer distraído o desinteresado durante una conversación es porque no está haciendo contacto visual?

Sí, has leído bien. El contacto visual es una parte fundamental de la comunicación no verbal y puede hacer toda la diferencia en la forma en que nos comunicamos con los demás. Cuando hacemos contacto visual, mostramos que estamos escuchando atentamente y que estamos interesados en lo que la otra persona tiene que decir. Además, el contacto visual puede ayudar a establecer la confianza y la conexión con la otra persona.

Pero no te preocupes, no tienes que ser un experto en contacto visual para lograrlo. Simplemente, mira a los ojos de la otra persona mientras habla y presta atención a lo que dice. ¡Es tan sencillo como eso! Sin embargo, no te excedas y no te quedes fijamente mirando a la otra persona durante toda la conversación, eso puede resultar incómodo y puede hacer que el otro se sienta intimidado.

El contacto visual también puede ser útil en otras situaciones, como en una presentación o discurso. De esta manera, puedes mostrar confianza y conectarte con ellos de manera más efectiva. Además, puede ayudar a mantener la atención de tu audiencia y asegurarte de que estén siguiendo tu discurso.

Contacto visual y comunicación

Comunicación no verbal: Lo que dicen los ojos

La comunicación no verbal es una forma de comunicación que no involucra el uso de palabras, sino que se basa en gestos, expresiones faciales y movimientos corporales. Y los ojos juegan un papel importante en esto. A continuación, te presentamos algunas de las cosas que los ojos pueden “decir” en una conversación:

Miradas furtivas 

Si alguien evita tu mirada o se pasa constantemente mirando a su alrededor, es posible que esté ocultando algo o sintiendo cierto tipo de incertidumbre o miedo. Un ejemplo claro de esto, es cuando los niños cometen algún tipo de travesura. Esa expresión también puede verse en el adulto cuando tiene situaciones que lo incomodan. 

Miradas fijas

Si alguien te mira fijamente a los ojos durante un periodo prolongado de tiempo, es posible que esté tratando de intimidarte o de mostrarse muy seguro de sí mismo. Cómo Walter White en Breaking Bad cada vez que se enfrentaba en una situación difícil. 

Miradas parpadeantes 

Parpadear con mayor frecuencia de lo normal puede ser un signo de estrés o nerviosismo. Inclusive hasta puedes llegar a transmitir que tienes basura en el ojo. Pero no te preocupes, más adelante desolláremos más sobre el parpadeo. 

Miradas evasivas

Si alguien no te mira directamente a los ojos, es posible que esté tratando de evitar una conversación incómoda o de no comprometerse con lo que está diciendo. Tal como sucede cuando un joven visita por primera vez a su suegro e intenta esquivar la mirada intimidante del señor. 

Miradas de cansancio

Si alguien tiene los ojos hundidos o está parpadeando con frecuencia, es posible que esté cansado o aburrido. Es determinante detectar esto, porque al momento de hablar tenemos la posibilidad de usar nuestro nuestra voz  para que las personas puedan recuperar su atención. Un claro ejemplo, es en la docencia, donde se utiliza mucho los cambios de volumen para recuperar el interés de los alumnos. 

Mirada comunicacion no verbal

¿Qué significa parpadear mucho al hablar?

¿Alguna vez se han preguntado por qué parpadeamos tanto mientras hablamos? Bueno, aquí hay algunas posibles explicaciones:

¡Estamos tratando de recordar algo! Algunas personas parpadean más mientras hablan cuando están tratando de recordar algo. Así que si alguien está parpadeando mucho mientras está dando una charla o presentación, podría ser porque está haciendo un esfuerzo extra para recordar lo que tiene que decir.

¡Estamos tratando de parecer más creíbles! Algunos estudios han demostrado que las personas que parpadean más mientras hablan son percibidas como más honestas y creíbles. Entonces, cuidado si hablas con alguien que parpadea mucho, podría ser porque está tratando de transmitir que es confiable cuando no lo es.

¡Estamos simplemente nerviosos o ansiosos! A veces, cuando estamos nerviosos o ansiosos, podemos parpadear más de lo normal. Así que si alguien está parpadeando mucho mientras habla, podría ser porque simplemente este pasando por un momento de ansiedad. En esta situación, puedes ayudar a que se tranquilice, asintiendo con la cabeza, prestando atención a lo que dice o haciéndole un comentario que le facilite continuar.

Por último, simplemente ¡Estamos tratando de deshacernos de suciedad en el ojo! A veces, cuando tenemos polvo o alguna otra partícula en el ojo, nuestro instinto es parpadear para tratar de eliminarla. Así que si notas que alguien está parpadeando mucho mientras habla, podría ser porque simplemente tienen una molestia en el ojo y quiere solucionarlo de una manera sutil.  

Conclusión

Los ojos pueden decir mucho en una conversación y es importante prestar atención a cómo se comportan para poder interpretar mejor lo que la otra persona está tratando de transmitir. 

En resumen, el contacto visual es una parte esencial de la comunicación no verbal y puede marcar la diferencia en cómo nos comunicamos con los demás. Así que la próxima vez que tengas una conversación o hagas una presentación, no olvides hacer contacto visual y verás cómo tu comunicación se vuelve más efectiva y conectada.

Clases con Jesús Calderon para hablar en público | Comunica con Impacto

Pasé más de 20 años con miedo y vergüenza a hablar en público, me sudaban las manos, sentía la cara caliente, no sabía qué decir, al final nadie me entendía muy bien la idea, etc. Se me fueron muchas oportunidades de trabajo, de relaciones, de sentirme bien conmigo mismo.

Regresar